<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=180700989022549&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Malos hábitos de consumo de luz y algunos consejos para cambiarlos

[fa icon="calendar"] 29-sep-2016 11:40:00 / by Habitec

Ahorro de energía eléctrica

El ahorro de energía eléctrica se ha convertido en una necesidad, especialmente cuando el recibo llega con sorpresas desagradables, ocasionadas por no haber puesto atención en algunos de nuestros hábitos de consumo de luz.

Evita que el recibo de luz te sorprenda y reconoce si tienes alguno de los siguientes malos hábitos de consumo de energía, a través unas sencillas preguntas:

¿Mantienes los dispositivos conectados, incluso cuando no se están utilizando?

Desconecta tus dispositivos cuando termines de cargarlos

Actualmente, los dispositivos electrónicos  se cargan directamente conectándolos la red eléctrica. El celular, la tablet, la computadora portátil, incluso las linternas y las rasuradoras han dejado de utilizar baterías desechables y deben conectarse directamente al tomacorrientes.

Si al terminar la carga de tu dispositivo, dejas el cable conectado, el transformador seguirá consumiendo energía aunque no haya ningún aparato conectado.

Consejos para cambiar este hábito

Desconecta tus dispositivos eléctricos cuando hayas terminado de usarlos. Todos los fabricantes de gadgets electrónicos recomiendan cargar los dispositivos y luego desconectarlos, hasta que el nivel de la batería lo requiera nuevamente.

De esta manera, tu celular alargará el tiempo de vida de su batería y tu bolsillo te lo agradecerá.

¿Utilizas excesivamente los electrodomésticos con mayor consumo de energía?

Hay que conocer cuales son nuestros dispositivos y aparatos que más energía consumen para saber cómo utilizarlos de manera equilibrada.

El aire acondicionado y el refrigerador son dos de los aparatos domésticos que más energía consumen en el hogar por lo que utilizarlos con inteligencia te servirá para reducir el gasto de electricidad. Programar una temperatura ambiente a algunos grados más frío, puede hacer que el consumo de luz aumente de manera innecesaria. Recuerda que por cada grado que bajes la temperatura, emplearás hasta un 8% más de energía eléctrica.

En el caso del refrigerador, el motor del ventilador de refrigeración es el que mayor consumo de energía tiene. Es muy común que la posición de nuestro electrodoméstico no se planee con cuidado y se le ubique en una zona en la que el ventilador debe trabajar extra para poder mantener la temperatura ideal.

Consejos para cambiar este hábito

Para una casa fresca, puedes encender el aire acondicionado por un tiempo determinado, apagarlo y mantener las puertas y ventanas cerradas para que una habitación conserve la temperatura. 

Para lograr que tu refrigerador no necesite trabajar extra y con esto, consumir mayor energía, puedes empezar con:

  • Instalar el refrigerador en un sitio fresco, lejos de alguna máquina que genere calor o alejado de la luz del sol.
  • Asegurarte de que exista un espacio entre la pared y la parte posterior del equipo por el cual circule el aíre fresco.
  • Cuida que los sellos de la puerta se encuentren en buen estado.
  • Minimizar el tiempo que mantienes abierta la puerta del refrigerador.

Con todos estos consejos, puedes reducir tu consumo, al igual que tu tarifa.

¿Tu casa no cuenta con focos, ni electrodomésticos ahorradores?

Focos ahorradores

Al menos la mitad del consumo de luz en los hogares es utilizada para la iluminación de las habitaciones, y sin embargo, la utilización de focos incandescentes y electrodomésticos de alto consumo, continúan siendo un hábito muy común en los hogares de todos nosotros.

Consejos para cambiar este hábito

  • Reemplaza todos los focos por modelos de bajo consumo.
  • Emplea en cada habitación la iluminación necesaria para su función.
  • Lee las etiquetas antes de comprar electrodomésticos. Muchos de los aparatos que escogemos por su bajo precio pueden resultar más costosos a la larga, debido a que sus consumos de energía aumentan por la baja calidad de sus componentes.

¿Nunca has dado mantenimiento a las instalaciones eléctricas de tu hogar?

Aunque parezca increíble, la electricidad también tiene fugas por las cuales se escapa la energía. Una instalación en mal estado genera un consumo mayor de electricidad.

La manera más simple de comprobar si se está perdiendo energía, es apagar todos los aparatos del hogar y mirar si el medidor de luz sigue funcionando.

Consejos para cambiar este hábito

No tengas muchos aparatos conectados a un solo tomacorrientes. Considera contratar a un electricista para renovar la instalación e identificar los puntos de mayor gasto energético.

Los malos hábitos consumo de luz que pueden llegar a tener un alto costo para nuestro bolsillo, pero a través de los consejos anteriores, puedes comenzar a ahorrar en tu consumo de energía, e incluso, ayudarte a evitar la tarifa DAC.

Descarga gratis la guía para descubrir a qué clase de consumidor de luz que perteneces

Topics: Ahorro de luz, Consumo de luz